Carta abierta

Queremos agradecer todos los correos que hemos recibidos felicitando las medidas que esta Comisión ha tomado y las acciones emprendidas en pos de introducir cambios e innovaciones que den cuenta de una CONAPC que se renueva y que actúa en sintonía con las necesidades de los psicólogos que se dedican a la psicoterapia en nuestro país y que han sido informadas a través de esta página así como en comunicaciones enviadas a sus correos.

En estos días hemos debido enfrentar algunas dificultades que probablemente algunos de ustedes conocen, particularmente lo concerniente al retiro de la Sociedad Chilena de Psicología Clínica de esta Comisión. Hemos tomado conocimiento de esta renuncia voluntaria, no sin lamentar profundamente que se resten de los procesos de cambios de los que ellos han sido parte a través de su participación en la Asamblea y en el Directorio Ejecutivo.

Continuaremos la tarea que esta Asamblea ha emprendido en colaboración con el Colegio de Psicólogos de Chile y con todas las entidades académicas y de formación de psicoterapeutas que se han sumado al trabajo al que ha invitado este Directorio.

Seguiremos avanzando para cumplir las metas a la que estamos abocados y a la que nos hemos comprometido para este período:

      a) Reformular administrativamente esta Comisión de modo que tenga la autonomía indispensable para su funcionamiento y toma de decisiones, definiendo una nueva forma de participación del Colegio de Psicólogos, los representantes de los programas de formación (institucionales y tutoriales), los especialistas en psicoterapia y los supervisores acreditados, a través de la creación de una Corporación sin fines de lucro.
      b) Contar con un nuevo reglamento de acreditación que integre los aprendizajes y experiencias de la etapa previa de este proceso, para actualizar los estándares procedimentales y de valoración de la formación de psicoterapeutas, supervisores, programas y cursos.
      c) Definir mecanismos de revalidación de acreditaciones para incluir la formación continua como camino para que la acreditación sea garantía de calidad para la comunidad de todos los profesionales que cuenten con nuestro reconocimiento.
      d) Fortalecer la Comisión Permanente Revisora de Antecedentes, organismo cuyos miembros y procedimientos contribuirán a garantizar el proceso riguroso, transparente y confiable, indispensable para todos quienes solicitan la acreditación y reconocimiento CONAPC.

Mientras continuamos trabajando en estas tareas, seguiremos tramitando los antecedentes recibidos hasta acá, sin embargo haremos un receso transitorio en la recepción de nuevas solicitudes, de modo de reiniciar la revisión de antecedentes con el nuevo reglamento, que ya se encuentra en su fase de discusión. Informaremos por esta misma vía y directamente a los profesionales acreditados y programas con reconocimiento vigente, en cuanto retomemos las nuevas acreditaciones.

Seguiremos manteniéndolos informados del trabajo de esta Comisión, como ha sido la política de esta Asamblea y Directorio.


Un afectuoso saludo
Asamblea CONAPC 2016