Carta a los Psicólogos del País:


Son tiempos de cambios los que nos están tocando vivir. Tiempos en los cuales es necesario detenernos y pensarnos a nosotros mismos y a nuestras instituciones para definir hacia dónde queremos construir. Tiempos en los cuales es más imprescindible que nunca escuchar y considerar los contextos : las críticas y los elogios; los aciertos y los desaciertos; las esperanzas y las desesperanzas de quienes se plantean frente a la pregunta por la calidad de la formación y el ejercicio de los psicoterapeutas en Chile.

En este proceso de transformación en el que nos encontramos, estamos ciertos que si las instituciones no consideran las demandas actuales, están destinadas a quedar obsoletas y a desaparecer por lo que es un deber hacia nuestro quehacer realizar el ejercicio de redefinirnos.

También se hace necesario en este proceso, respetar una historia en que muchos visionarios, hace más de 20 años, soñaron con el reconocimiento a la especialidad y a la formación depsicoterapeutas. El sueño de muchos colegas que han transitado a través de esta Comisión con el propósito de contar con una disciplina más respetada, más profesional y más eficiente y más cercana a las demandas que nos hace nuestra sociedad.

Hoy día la Comisión Nacional de Acreditación de Psicólogos Clínicos (CONAPC) se ha situado en un camino de perfeccionamiento y adecuación a los contextos actuales. Ciertos que el escenario no es el mismo que hace veinte años atrás, cuando se fundó, hemos decidido implementar cambios para hacer de esta Comisión, una instancia acorde a lo que los profesionales y la comunidad necesitan hoy. Queremos nuevas prácticas al interior de nuestra organización así como en nuestra relación con la comunidad de psicólogos; queremos mejorar y profesionalizar nuestros procedimientos; buscar fórmulas de inclusión que reflejen de mejor manera la diversidad de la realidad de nuestro quehacer como psicoterapeutas; queremos ser alternativa de certificación de formación para todos quienes estén interesados en tener un sello reconocido que de cuenta de la especialización en esta área.

Si bien necesitamos hacer muchas transformaciones, el espíritu fundacional sigue tan vigente como antes: contar con un sistema de acreditación que permita distinguir a aquellos profesionales que cuentan con una formación de calidad para el ejercicio de la psicoterapia y que consideran que para este ejercicio, la formación de pre-grado es insuficiente, que la labor del psicoterapeuta requiere formación contínua y que la actualización de conocimientos y prácticas de manera consistente y periódica es un deber hacia nuestra profesión y nuestra especialida, tanto como para la comunidad usuaria de nuestros servicios.

Quienes formamos hay la Asamblea CONAPC y quienes hemos aceptado el mandato de liderarla, estamos convencidos que hoy tenemos la madurez necesaria para implementar los cambios, que se están materializando con las reformas de nuestros estatutos, reglamentos y procedimientos.

Para esto hemos establecido bases en la elección democrática de los integrantes de nuestra Asamblea, en la cual convergen miembros de los diferentes ámbitos en los que se desarrolla la formación y práctica de la psicoterapia: la academia, sociedades científicas , organizaciones gremiales y centros de formación de psicoterapeutas. Hemos revisado cuidadosamente el perfil del psicólogo clínico especialista en psicoterapia actual y entendemos que se hace necesario revisar la incorporación de nuevos actores, especialmente de aquellos profesionales que se encuentran trabajando en las áreas de atención pública, lugar en el que se realiza un arduo trabajo clinico en el amplio campo de las intervenciones psicoterapéuticas.

Estamos haciendo un pertinaz esfuerzo por transparentar y mejorar procedimientos, profesionalizar las prácticas e incorporar sistemáticamente a profesionales de regiones en la gestión de la CONAPC.

Al finalizar este año esperamos estar en condiciones de presentarles nuestros nuevos estatutos y reglamentos. Sabemos que, como toda etapa de transición, no estará exenta de dificultades que esperamos abordar con un diálogo directo y honesto con nuestros miembros y usuarios. Invitamos a cada uno de Uds. a colaborar con sus inquietudes, ideas y propuestas en un clima apreciativo y colaborativo que nos permitirá crecer y desarrollar una Comisión Acreditadora acorde a los tiempos actuales.


Claudia Cáceres Pérez
Secretaria CONAPC
Héctor Esquivel Vásquez
Presidente CONAPC